Las etapas para franquiciar tu empresa
Desirée Puchades No hay comentarios

Convertirse en franquiciador no es una tarea sencilla, es más que una misma marca crezca con diferentes establecimientos y franquiciados es bastante complicado si te saltas alguna etapa y no se realizan correctamente los manuales de la franquicia. Así que para evitar cometer cualquier error, te mostramos cada una de las etapas para el desarrollo de la franquicia y en qué consiste cada una de ellas.

Las fases del proyecto de la franquicia

Dentro del plan de negocio de una franquicia se pasan por diferentes fases. Si quieres emprender de la mano de la fórmula de la franquicia toma nota de las etapas más comunes a la hora de franquiciar tu negocio y conviértete en franquiciador.

1. Definición de la idea de negocio

En la primera etapa para desarrollar una franquicia se pone en marcha la búsqueda de la idea de negocio y del modelo de negocio que se quiere abrir. Antes de aprobarlo debe estudiarse el potencial, analizar el público objetivo y la competencia o la ubicación ideal para que tenga éxito. En otras palabras debe comprobarse que dicha idea es viable, además de repasar las diversas formas de financiación que se ofrecerán a los futuros franquiciados, es decir si se ofrecerá financiación propia o externa.

2. Creación de una estructura y el organigrama central

En esta fase del proyecto de una franquicia se delimita el organigrama de la central de la franquicia, así como otros aspectos importantes sobre la captación de franquiciados.

3. Definición del plan de expansión de la franquicia

A la hora de plantearse cómo abrir las franquicias, existen una serie de aspectos a evaluar tales como las zonas claves de expansión: si son principales, estratégicas o secundarias. Además dentro de un plan de expansión también se trazan la cantidad y la calidad de ubicaciones de la franquicia que se consideran necesarias.

El procedimiento y las etapas para abrir una franquicia

4. Creación de los documentos

Se elaboran varios documentos que poseen un carácter informativo y contractual para establecer las bases entre el franquiciado y el franquiciador.

  • Precontrato de la franquicia: es un contrato de opción de compra de la franquicia, anterior a la firma del contrato.
  • Contrato de la franquicia: en este se repasan cada uno de los derechos y obligaciones del franquiciante y el franquiciador.
  • Manuales de la franquicia: se trata de un conjunto de documentos necesarios para recoger todo el saber hacer de la empresa, son los manuales operativos para saber cómo se realiza y se llevan a cabo todas las actividades de la empresa. Además los manuales de la franquicia deben actualizarse periódicamente y registrar toda la información necesaria para que se pueda replicar el negocio sin problemas.

5. Control y seguimiento de las unidades piloto

Antes de comenzar a captar franquiciados y a vender las franquicias, las unidades piloto deben llevar un tiempo en funcionamiento y avalar que la marca es conocida..

6. Puesta en marcha del plan de expansión

Se define el proceso de expansión de la franquicia y se presentan una serie de estrategias para la consecución de los objetivos marcados, como la captación de franquiciados a través de la presencia en ferias o campañas de marketing.

7. Control y seguimiento

La última de las fases para poner en marcha tu red de franquicias es controlar y hacer un seguimiento fiel de cada uno de tus franquiciados y locales. Además de estar en continuo contacto y ofrecer asesoramiento personalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *