Qué es una franquicia "llave en mano"
Desirée Puchades No hay comentarios

Entre los diferentes tipos de franquicias encontramos el modelo de franquicia “llave en mano” o también denominado en inglés turnkey. Si quieres conocer todos los detalles sobre esta clase de contrato de una franquicia y sus ventajas, sigue leyendo.

Qué significa la franquicia “llave en mano”

Las franquicias “llave en mano” son aquellas en las que el franquiciador se encarga de encontrar la ubicación de la franquicia atendiendo a todos los criterios de la ubicación y las dimensiones adecuadas. Luego contrata al equipo para montar el local, el diseño del negocio, instala el mobiliario y se encarga de equiparlo de tal forma que el franquiciado puede comenzar el negocio con todo montado.

En otras palabras, un franquicia “llave en mano” consiste en que el franquiciador se centra en todos los temas que tienen relación con la apertura de la unidad y tiene la ventajas de que el franquiciado puede centrarse en el funcionamiento y la actividad del negocio sin preocuparse de los asuntos que conlleva la elección del local, el diseño o el material necesario para montarlo.

El contrato de turnkey surgió de la idea de obtener algo más que un proyecto de construcción, es decir además de contar con la infraestructura  con un valor añadid. En el ámbito de las franquicias se refiere a la imagen de marca del local.

Local llave en mano para franquicias

Ejemplos de modelo de franquicia “llave en mano”

El término de “llave en mano” es perfecto para la estrategia de expansión de las franquicias que requieren un cierto grado de especialización. Obviamente dentro de los diferentes tipos de franquicias existen algunos conceptos que son mejores a la hora de ofrecer un programa “llave en mano”, por ejemplo las franquicias de comida rápida suelen usarlo con frecuencia, dado que de esta forma tienen la ventaja de que todos los establecimientos respetan la imagen, el servicio y la publicidad de la marca y que es garantía de éxito.

Otra clase de franquicias que también suele usar el modelo de franquicia llave en mano son las de cosmética o belleza.

A la hora de escoger con esta modalidad es necesario por parte del franquiciador de contar con la capacidad suficiente y el conocimiento necesario sobre los proveedores para que los tiempos establecidos se cumplan y no se descuide en ningún momento la relación calidad precio.

En conclusión el formato de la franquicia “llave en mano” consiste en dejar el local listo para recibir a los primeros clientes y empezar a vender. Es un formato muy cómodo de cara al franquiciado que durante el proceso de construcción del local debe centrarse sólo en formarse y conocer bien el know how de la franquicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *