¿Cuánto tiempo dura el contrato de una franquicia?
Desirée Puchades No hay comentarios

Las cláusulas de este tipo de documento obligan a que se acuerde entre las partes interesadas un término de duración lo suficientemente amplio para permitir al franquiciado amortizar sus inversiones. Si te preguntas cuánto dura el contrato de una franquicia debes saber que normalmente el plazo que se recomienda suele ser de entre 4 y 6 años.

Duración del contrato de una franquicia

Entre las cláusulas del contrato se pueden destacar varias partes relevantes tanto para el franquiciado como para el franquiciador. Entre ellas, destaca el punto que hace referencia al duración del contrato, los motivos por los que este puede romperse y cuándo puede finalizar el contrato de la franquicia.

Como norma general suele estipularse que la duración del contrato de una franquicia puede variar entre 5 y 10 años. En caso de existir la posibilidad de renovación o de prórroga debe incluirse esta información con detalle. Sin embargo, cada franquicia puede determinar la duración del contrato de la franquicia con el franquiciado en función de sus intereses y necesidades.

Además uno de los factores que son determinantes a la hora de definir cuánto dura el contrato de una franquicia es el retorno de inversión. Por lo tanto, se suele plantear un contrato en el cual se tiene en cuenta el momento en el que el negocio empieza a ser rentable. Por esta razón en este tipo de modelo de negocio suelen establecerse contratos de entre 5 y 10 años.

Respecto a la prórroga del contrato, este suele establecerse de forma automática en aquellos contratos en los que la duración es menor a 10 años. Por otro lado, en el caso de estipular una duración de unos 20 años puede no existir la posibilidad de que la renovación. En otros casos, ante la compra de una franquicia puede también pactarse un contrato por tiempo indefinido.

¿Cuándo termina el contrato de una franquicia?

Lo habitual es que el contrato de la franquicia se extinga por mutuo acuerdo o por la muerte o declaración de fallecimiento del distribuidor.

Al igual que todos los contratos la voluntad de ambos contratantes puede poner fin al contrato de franquicia. No obstante, existen algunos motivos específicos que suelen llevar a la resolución de un contrato de la franquicia: como la expiración del término de duración, la insolvencia de una de las partes, la decisión unilateral o el incumplimento de las obligaciones y de los derechos de una de las dos partes.

Por otro lado, no debes olvidar que los contratos de este tipo siempre deben incorporar la cláusula de desistimiento libre del mismo que permite a las partes denunciar unilateralmente el contrato en cualquier tiempo. Siempre que dicho desistimiento unilateral no impliquen abuso de derecho o traspaso de los límites de la equidad y buena fe.

Ante cualquier duda sobre cuánto dura el contrato de una franquicia consulta con tu asesor legal dado que son profesionales que están especializados en este campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *