Qué es el canon de entrada de la franquicia
Desirée Puchades No hay comentarios

El canon de entrada de una franquicia hace referencia al importante inicial que abona el franquiciado al adherirse a una marca que actúa bajo la fórmula de la franquicia. Normalmente se paga al principio y tras la firma del contrato de la franquicia aunque algunas cadenas permiten realizar el pago del canon de entrada de forma fraccionada para facilitar el pago y en algunos caso al renovar el contrato se vuelve a cobrar este tipo de canon.

En otras palabras el fee de la franquicia o el canon de entrada es una forma de pagar conceptos tales como: la formación, el saber hacer o el derecho a usar una imagen de marca en una zona exclusiva. El valor del canon de entrada o de la cuota inicial de la franquicia puede variar en función de una serie de factores como el sector, el grado de madurez de la marca, el tipo de negocio, la competencia o el margen de beneficio. Además, si la marca es más conocida el canon de entrada será mayor.

¿Cuál es el importe medio del canon de entrada?

Puedes encontrar franquicias con un canon de entrada de entre 10.000 y 15.000 aunque otras pueden llegar a los 36.000 euros. Si hablamos de franquicias muy con mucho renombre puede ser cifras de mayor importe, como por ejemplo las franquicias hoteleras, las franquicias márter. Se trata de empresas que las que requieren programas de formación caros y que se alargan en el tiempo, en ellas la inversión es bastante alta, y por ello el importe medio del canon de entrada va de la mano.

Cómo valorar el fee de la franquicia

Como franquiciado si deseas adquirir una marca que opera bajo es modelo de negocio deberás asumir un canon de entrada que en principio puede ayudarte a ahorrarte algunas partidas. Una vez obtengas toda la información debes valorar si te compensa esa entrada inicial a cambio de lo que te ofrecen. Para analizar mejor el canon de entrada de una franquicia debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El coste de creación e impresión de los manuales de la franquicia.
  • El coste de la formación incluyendo los desplazamientos, las dietas y las horas del trabajo del equipo de la centra.
  • El coste de la amortización de la inversión realizada.
  • El coste de las campañas de marketing y publicidad.
  • El coste de cada nuevo franquiciado así como la elección de una ubicación del local.
  • Los costes de captación de los franquiciados ya sea a través de nuevas franquicias o de franquicias de reconversión.
  • Los costes del proyecto de la imagen corporativa y de la tienda.
  • Los costes derivados de la ayuda en la confección de pedidos.
  • Los costos de obtener un apoyo a la hora de contratar al equipo.
  • Los costes del análisis y el estudio de la competencia.
  • Los costes generales de la central.
  • El margen de beneficio de cada apertura.

Esto es todo lo que se incluye como norma general dentro del canon inicial. No obstante, también debes tener en cuenta que te ahorras: el diseño del local, la búsqueda de proveedores, la idea de negocio, el diseñador de marca y del local, el programador web, el reconocimiento de operar con una marca conocida y mucho más.

Local llave en mano para franquicias

Cómo calcular el canon de entrada de una franquicia

El valor del canon de entrada depende de lo todos los conceptos que abarque. Recuerda que que su valor sea alto o bajo no implica que la franquicia sea buena o mala. Depende de lo que nos aporten en saber hacer, marca y rentabilidad del negocio. Existen tres formas estandarizadas de calcular el valor del canon, presta especial atención:

  1. En la mayoría de casos se determina como una cantidad fija para todos los franquiciados. Es una técnica sencilla y transparente de calcular el canon de entrada.
  2. Una cantidad que se determina en función del tamaño del mercado o de la zona de exclusividad.
  3. Una cantidad variable que se fija en base a la ventas de la zona o un porcentaje de la inversión.

¿Existen franquicias sin canon de entrada?

En este modelo de negocio no es raro encontrarse con un canon de entrada de 0 euros a igual que algunas franquicias no cobran un royalty fijo. No es que sea inexistente, es que el importe del canon que el franquiciador cobra al franquiciado va incluido en otras partidas de la inversión total. Como por ejemplo: en los royalties, en el concepto “llave en mano” o en el pedido inicial.

Cuando no se exige un fee de entrada estamos hablando de franquicias que son fabricantes y distribuidores del producto, por lo que obtienen un margen en las partidas de producto que compensa ser una franquicia sin canon de entrada. En otros casos se omite el canon de entrada para ayudar a expandir las primeras franquicias de apertura en una zona concreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *